Cómo utilizar el algoritmo de Instagram para hacer una difusión adecuada?

Cómo utilizar el algoritmo de Instagram para hacer una difusión adecuada?

Redacción: Raz Smolsky; Edición: Hagar Rabat; Traducción: Eli Klaiman

Las redes sociales son una de las arenas más influyentes de la opinión pública mundial y también el único lugar donde cualquiera puede contribuir a la guerra de la información, tanto si se es un anfitrión de la red con decenas y cientos de miles de seguidores como si se tiene una cuenta pequeña y anónima.

Para hacer esto con prudencia, hay una serie de reglas generales que deben aplicarse: aprovechar el algoritmo para aumentar la exposición y la distribución de contenido pro-Israel, hacer difusión adecuaday utilizar las herramientas que ofrece la web para denunciar contenidos ofensivos.

El algoritmo es una especie de «conjunto de reglas» exclusivo de cada red social que dicta a qué se exponen sus usuarios, qué se promociona y qué desaparece, y a qué audiencias se expone el material. Su objetivo como partidarios de la defensa pro-Israel o influencers es promover contenidos positivos principalmente en el extranjero, donde la opinión pública en las últimas semanas se ha vuelto cada vez más crítica con Israel. Hemos recopilado aquí todas las reglas y consejos útiles para hacer la mejor promoción en Instagram:

  1. Debes generar el máximo compromiso posible con las publicaciones e historias pro-Israel: me gusta, comentar, guardar el vídeo (puedes crear una carpeta dedicada a los vídeos informativos) y, muy importante, ver el vídeo en su totalidad hasta el final. Estas acciones indican al algoritmo que se trata de un contenido interesante y de alta calidad, lo que aumenta su exposición.
  2. Comparte contenido en tu feed o historia, preferiblemente con una llamada a la acción como entrar en el vídeo y darle a me gusta, compartir para que lo sepa todo el mundo, etc.
  3. Los debates y comentarios sólo deben hacerse en los mensajes pro-Israel. No crear ningún tipo de implicación con los mensajes pro-palestinos y cuando te expongas a un vídeo de este tipo, deja de verlo lo antes posible. Esto se debe a que el algoritmo no reconoce si se trata de un engagement positivo o negativo: todo engagement es interpretado por él como popularidad y para reducir la exposición del contenido es necesario reducir el engagement con el mismo.
  4. Para llegar al público extranjero, los vídeos deben distribuirse en inglés (o en cualquier otro idioma extranjero), y no utilizar vídeos con signos en hebreo, ni siquiera subtítulos, en los títulos, la traducción o la descripción de la entrada (captions). En consecuencia, las respuestas a un post o historia también deben estar en inglés (o en el idioma correspondiente). Una lengua desconocida aleja rápidamente al público. Un rápido recorrido por el vídeo indica al algoritmo que el contenido no es interesante y reducirá su exposición. Además, el hebreo indica al algoritmo que el vídeo debe distribuirse en Israel y no en el extranjero.
  5. Deberías etiquetar un lugar que no sea Israel, tal vez Estados Unidos o Francia, dependiendo del contenido y del público objetivo deseado y apropiado para el vídeo. Etiquetar un lugar de Gaza también ayuda porque hoy en día hay demanda de contenidos de Gaza. El etiquetado de lugares es nuestra forma de decirle al algoritmo a qué público nos dirigimos y cuanto mayor sea la coincidencia entre el contenido y el lugar y lo que la gente quiere ver, mayor será su exposición. Si, por ejemplo, hay contenido explicativo sobre la Universidad de Harvard, puede etiquetarse.
  6. Denuncia las publicaciones antiisraelíes: cuantas más denuncias haya, más probabilidades habrá de que el algoritmo decida que se trata de contenido problemático y reduzca su exposición y la de la cuenta de la que procede. Como parte de la guerra, se crearon varias herramientas que distribuyen los informes a Instagram de forma automática y rápida.
  7. Si quieres compartir contenido ofensivo con tus seguidores con el fin de denunciar, debes hacerlo haciendo una captura de pantalla y publicando un enlace a la cuenta o al contenido y no compartiendo el contenido ofensivo para no aumentar su exposición.

«El algoritmo se creó para simular emociones e intereses a través de un círculo de amigos, likes, comentarios y shares. Y cuanto mayor sea la intensidad del compromiso y más fuerte sea el diálogo en el post, mayor será la posibilidad de que el algoritmo lo exponga a audiencias más amplias», explica Gal Lavi, experto en redes sociales y propietario de una empresa de gestión de marcas en el mundo digital y formación para profesionales digitales y de contenidos.